18/7/17

A Pena do Allo

A Pena do Allo (Ler en Galego)




Se llama Pena do Allo a una roca y al monte que hay alrededor de ella, perteneciente a nuestra parroquia. Está cubierta casi totalmente de briófitas.
Se sitúa cerca de nuestra aldea, próxima al camino antiguo que iba de Millares a la parroquia de Cubilledo.



¿Que especie de ajo le da el nombre a la roca ya al lugar circundante?. Investigamos y por allí hay tres especies vegetales silvestres que tienen un bulbo subterraneo: Romulea bulbocodium, Hyacinthoides non-scripta y Narcissus triandrus.



Pero lo que realmente abunda es una planta con hojas largas y flores blancas parecidas a las de los ahos qe se plantan en la huerta (Allium sativum).
Suponemos que este ajo silvestre de nombre cientifico Simenthis planifoliam es el que da el nombre a ese sitio, de hecho en esa roca hay algún ajo. Parece que el enigma está resuelto.


A Pena de Allo, brezos, tojos, carquesas y pinos.

Hasta la década de 1980 por la Pena do Allo pastoreaban las cabras y antes también se sembraba cereal, se recolectaban tojos o se hacía carbón vegetal.
Hoy hay corzos, algún jabalí, pinos y mucha abundancia de brezo, carquesa y tojo.




31/5/17

As Regas


As Regas es un lugar de la parroquia donde nuestros vecinos llevaban a pastar a las ovejas. Llevaban los rebaños cruzando por A Requeixada y As Canceleiras hasta llegar a As Regas.
En la foto aerea de nuestra aldea del año 1945, la más antigua de las que tenemos, se ven los caminos que atravesaban en aquella época por A Requeixada, estas fotos las hicieron los estadounidenses durante la II guerra mundial en los vuelos de transporte militar entre Gibraltar y Francia desviandose de las rutas sin que se enterara el régimen dictatorial franqista colaborador de los nazis.


Los pastores guardaban en As Regas unas ollas y cocían cachelos (patatas en trozos cocidas sin piel) para merendar con otros alimentos que llevaban en un fardelo (saco pequeño) de casa, el agua ya estaba allí y las patatas las cogían de las fincas cuando iban para el monte con las ovejas.
Algunas veces si se descuidaban el lobo les mataba algún animal, también jugaban a hacer prados y fincas en el suelo.


Cuando volvían con los rebaños del monte, al llegar a la aldea "xebrábanos" (separaban las ovejas de cada casa). El nombre de As Regas es un derivado de rego que alude a la abundancia de canales o arroyos de agua, también tiene las acepciones de terreno pantanoso, prado con hierba o depresión del terreno entre montañas por las que fluye o fluyó un curso de agua.
Las ovejas que tenían eran de la raza "Ovella Galega" catalogada en peligro de extinción por el Real Decreto 2129/2008, de 25 de diciembre, por lo que se establece el programa de conservación, mejora y fomento de las razas ganaderas.


Esta raza con origen en Galiza posee una historia muy unida al pueblo gallego. Las ovejas llevan entre nosotros desde hace 5.000 o 6.000 años, es decir desde el neolítico.
En los poblados celtas de los castros predominaban las ovejas frente al ganado vacuno.
En el año 2014 solo había 40335 ejemplares.

1/5/17

La guadaña





La guadaña no es una herramienta que sepa manejar cualquiera. 
Pocas sobreviven en nuestra aldea.
Antiguamente hacían competiciones de siega en los prados.


Si fuera deporte olímpico seguro que algún vecino nuestro estaría en la selección gallega.
Esta herramienta agrícola dotada de hoja de hierro que produce sonido al ser batida con otro hierro, o con una piedra, fue usada como instrumento musical en diversas zonas de Galiza. Normalmente se recurría a ellas para acompañar un canto en el marco de una tareaagrícola, bien para hacer un descanso en la misma, bien para celebrar su final parcial o total.
En algunos territorios como en el País Vasco hay campeonatos de siega. 
Además de práctica hay que tener resistencia. Hay que tener maneras como vemos en el video: el guadañador tiene que llevar la guadaña ni tan cerca que llegue a la tierra, ni tal alta que deje la hierba desaprovechada.


También parece que el mejor sitio para no se oxide la guadaña en invierno es el humo que le da protección.
Otro apero parecido es el “gadaño”. Era utilizado para coger los tojos. Pocos vecinos quedan que sepan “cravuñar” (aguzar) una guadaña.


De tanto segar el hilo se pone ciego, el mango de la guadaña no es como el de otras herramientas agrícolas que dura en el sitio hasta perecer por alguna razón. Cuando se aguza la hoja hay que desmontarlo.
Para aguzar se va golpeando con la "piqueta" sobre la “ingre”.
Cada segador lleva su “cudeira” colgado del cinto y dentro la piedra de afilar. La “codeira” era un de cuerno de vaca.



Adivinanza:
Cal é o animaliño que pasa pola herba e deixa un camiño? (¿Cuál es el animalito que pasa por la hierba y deja un camino?)



Dichos:
Se queres ter bo prado, mal pacido e ben gadañado. (Si quieres tener buen prado, mal pacido y bien guadañado).

A gadaña quere forza e maña. (La guadaña quiere fuerza y destreza).

Hai que sacalas gadañas... (ante inxustizas). (Hay que sacar las guadañas... (ante las injusticias).

7/2/17

El traje galego




El traje gallego es el atuendo tradicional que el pueblo gallego usaba para sus actividades hasta bien entrado el siglo XX. Existen diferencias entres los trajes usados para trabajar, ir a la feria y los de los días de fiesta. En algunas fotos del siglo pasado de nuestros vecinos se aprecia algún vestigio del traje gallego.



Fotografías de vecinos de Millares luciendo algunos de los ropajes cotidianos de cada época.


La indumentaria varió a lo largo de los siglos según los materiales de que disponía el hombre, la costumbre, el poder económico y, sobre todo, el clima, pues no puede ser igual la de una tierra con inviernos húmedos y fríos que otra donde son secos y tibios.



Desde la prehistoria, pasando por todas las invasiones, unas veces triunfaron las modas de los vencedores y otras las de los vencidos, sin olvidarse de las imposiciones religiosas, de decisiva importancia a lo largo de la historia, pues el clero era el encargado de juzgar si una pieza o modelo estaban de acuerdo con el que se consideraba decente. No vestía igual una joven soltera que una casada o viuda. Hubo ocasiones en que no estaba bien visto tener la piel morena, ya que era sinónimo de trabajo al aire libre, y, habida cuenta esto, la gente procuraba ir bien tapada para que no le diera el sol.



El conjunto del traje que se considera tradicional, tanto el femenino como el masculino, se empieza a configurar en la segunda mitad del siglo XVIII. Se publican las primeras galerías de trajes populares impulsados por el naciente romanticismo que admira todo cuánto sea pintoresco, diferente y popular. 



El traje tradicional es uno de los elementos propios de la identidad de un pueblo, pero no sólo del gallego, pues lo mismo está sucediendo en toda Europa. En la década de los años 20 del siglo pasado aun se podían ver algunas personas mayores con el traje tradicional o con varias piezas, que fueron las últimas que lo usaron.



El vestido en general se transformó totalmente a lo largo de unos cien años hasta las primeras décadas del XX, no quedando desde entonces más que algunos vestigios.
Después pasó de ser cotidiano a formar parte del folclore.



 Lo que vestimos en lo sucesivo, tanto hombres como mujeres, no es más que el traje folclórico, ciñiéndose exclusivamente su uso a determinados actos y días de carácter festivo.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...